Logo SPEND IN
Twitter Instagram Pinterest Facebook

 
 
 
PDF Version

art

Maestros del arte

El MUSEO DE BELLAS ARTES DE BILBAO, presenta, gracias a la iniciativa de su flamante director, Miguel Zugaza, la Colección Alicia Koplovitch. Grupo Omega Capital. En opinión de la empresaria española “El coleccionista perdura los hitos de su vida a través de los objetos que va guardando”.

Maestros del arte

El regreso de Miguel Zugaza a Bilbao estuvo marcado por una gran expectación. El gran director del Prado volvía a casa y lo hacía expresando públicamente su voluntad de trabajar hacia dentro, ofreciendo protagonismo a la obra frente a su persona. Cuestión difícil de lograr, teniendo en cuenta que se ha granjeado el respeto público, considerado uno de los directores más brillantes que ha pasado por la institución madrileña. El aterrizaje en Bilbao, capital europea de la cultura del S.XXI, tenía que ser sobresaliente. Una gran celebración artística que sublima la estética.
“La reunión de una serie de maravillosos objetos de arte responde al escurridizo gusto de quien los posee y quiero agradecer la generosa disposición de dar a conocer por primera vez en España este singular empeño coleccionista”. Miguel Zugaza festejaba la llegada de la colección de Alicia Koplovitch con esta reflexión inicial. Personalidad y exquisitez se atisba en cada uno de los sutiles detalles que ofrecen las cerca de cien obras expuestas en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. “Que exista un destacado componente estético no quiere decir que carezca de fundamento académico, todo lo contrario, ya que su principal eje histórico se centra en la Ilustración, como patrón estético moderno”, añade Zugaza. El crítico de arte Francisco Calvo Serraller destacaba, a su vez, que “las novedades presentes hacen que la muestra de Bilbao pueda ser considerada un estreno internacional, respaldado por un montaje, transparente, limpio y sereno”. “Cuando el arte es importante en tu vida estás preparado para todo. Me gusta que el público que no se engancha con la pintura antigua, porque es más de contemporáneo, pueda disfrutar y descubrir cosas y quien no esté tan familiarizado con los old masters, disfrute del móvil de ébano de Calder, por poner un ejemplo, donde la sencillez y la sofisticación están más unidas que nunca”, explica la comisaria de la colección, Almudena Ros. “Y también es un placer mostrar en España obras de artistas poco conocidos en nuestro país, como Nicolas De Staël, una de las grandes firmas de la escena francesa de posguerra, junto a Picasso, Goya, Modigliani, Oteiza, Chillida o Juan Gris”. “El resultado de dos intensos meses de trabajo, añade Almudena Ros, que se ha ordenado en nueve salas, e incido en que es la primera vez que se presenta en nuestro país, a raíz de la petición personal que hizo Miguel Zugaza y tras su paso por París”. “El Museo de Bellas Artes de Bilbao es un lugar fabuloso, que nace después de la guerra, en los años cuarenta, tiene un gran apoyo popular y presenta en su colección una interesante mezcla de arte europeo, junto a la mayor colección de pintura vasca del territorio”. “Es, por lo tanto, un lugar especial para acoger una muestra como esta”.
“La Colección de Alicia Koplovitch. Omega Capital, es una inédita senda del arte desde la antigüedad clásica hasta la actualidad, por la que transitan algunos de los maestros del arte español, europeo y americano. Es una corriente de sensibilidad, una singular experiencia de arte. Una de las más importantes colecciones europeas creadas en las últimas décadas. Exposición que presenta una importante colección de escultura, que casa bien con la reserva escultórica del museo”, concluye Zugaza.