Logo SPEND IN
Twitter Instagram Pinterest Facebook

 
 
 
PDF Version

essence

¿Por qué no innovar con uno de los materiales más tradicionales existentes? Desde la Serra da Estrela llega BUREL FACTORY para hacerlo utilizando la misma maquinaria que utilizaban los fundadores de la fábrica hace setenta años.

Burel. El futuro de la lana

Burel. El futuro de la lana

La historia a veces juega dando rodeos y vueltas como la lana y las agujas de calcetar hasta llegar aparentemente de nuevo al punto de partida. Algo así es lo que ha sucedido o está sucediendo con la Burel Factory de la localidad portuguesa de Manteigas, en el corazón de la Serra da Estrela. La historia comienza en 1947 cuando se funda en este pequeño pueblo del centro de Portugal la fábrica de lana Lanifícios Império, aportando riqueza y trabajo a la comarca en una época muy complicada para el país hasta que cerró sus puertas hace unos años, provocando un impacto social y económico muy negativo en toda la región. Tras pasar un tiempo abandonada la fábrica volvió a abrir en 2010 gracias dos jóvenes emprendedores llamados João Tomás e Isabel Costa bajo el nombre de Burel Factory, para intentar, con la misma maquinaria usada en los años de Império, que la producción de lana y derivados vuelva a ser el motor económico de la zona. Así hoy Burel Factory preserva el pasado común reinterpretándolo, innovando desde su centro creativo, con uno de los productos más tradicionales en la historia de la humanidad, la lana, con la que crean unos tejidos únicos, diferentes y de alta calidad. En Burel Factory se diseñan y crean multitud de artículos para todo uso, desde material de oficina como fundas para portátiles y tabletas, objetos de decoración como unas preciosas e increíbles macetas de lana, además de manteles y cojines, a la sección de moda capas y trencas, o la colección de muñecos para los más pequeños. Aunque donde alcanzan la excelencia total es en la sección de Mantecas, en la que Burel fabrica las mantas y bufandas más apetecibles que puedan existir hoy en día en el mercado. Caso aparte son sus revestimientos y soluciones acústicas hechas de lana burel, que es un gran aislante y por lo tanto muy útil en panelamientos de oficinas y espacios comerciales, tanto interiores como exteriores. Estas vanguardistas investigaciones acústicas de Burel Factory están realizadas en colaboración con el Laboratório Nacional de Engenharia Civil (LNEC). Otro de los puntos a favor de Burel Factory es que también ha querido preservar la marca Lanifícios Império para no olvidarse de sus raíces, y ha dado este nombre a toda su colección de tejidos, entre los que se pueden encontrar desde un tejido tradicional serrano, el burel, que da nombre a la empresa, a los conocidos tweed, tartán, príncipe de Gales, melton, franela o pata de gallo. Todos estos tejidos se realizan en la maquinaria histórica del telar de Império con la materia de más alta calidad posible. La valentía de Burel Factory al reabrir la vieja industria local es todo un desafío por el que se merecen el mayor aplauso de todos nosotros. En su propias palabras: “Fazer progredir uma arte, uma tradição, um ofício, é de facto um desafio grandioso, sobretudo no interior do país e dentro do atual contexto cultural e económico”. No les falta razón. Les deseamos toda la suerte del mundo en esta aventura.