Logo SPEND IN
Twitter Instagram Pinterest Facebook

 
 
 
PDF Version

vehicles

Ferrari 812 Superfast

Así de imponente es el nuevo lanzamiento de Ferrari. El 812 Superfast es el vehículo más rápido y más potente creado por la marca italiana hasta la fecha. Su nombre lo dice todo.

Ferrari 812 Superfast

Cuando una firma como Ferrari se enfrenta al reto de desarrollar un nuevo modelo de coche, el obletivo es dar un gran paso más hacia delante. Este reto se hace aún más duro cuando la tarea implica diseñar un nuevo motor de 12 cilindros, la unidad de potencia que alumbró el nacimiento de la gloriosa historia del Cavalino Rampante hace ya 70 años.
En esta ocasión, la minuciosa investigación y desarrollo que realiza siempre Ferrari, volcando en ingeniería todo su know-how adquirido en pista, ha dado lugar al 812 Superfast, diseñado para ofrecer a sus conductores tanto prestaciones inigualables como una experiencia de conducción lo más excepcional y satisfactoria posible. Impulsado por sus 800 cv, el 812 Superfast es el Ferrari de carretera más potente y rápido jamás construido que consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 s y alcanza los 340 km/h de velocidad máxima. Además este modelo es el primer Ferrari que incluye Electric Power Steering (EPS) la cual, en línea con la tradición Ferrari, es usada para explotar plenamente el potencial de rendimiento del coche integrándolo con los sistemas electrónicos dinámicos de control.
Diseñado por el Ferrari Styling Centre (Centro de Estilo Ferrari), el nuevo 812 Superfast tiene una apariencia imponente que redefine el lenguaje formal en cuanto proporciones de un V12 Ferrari con motor delantero, sin alterar sus dimensiones exteriores o su espacio interior y confort. Visto en silueta, el 812 Superfast es un elegante Coupe fastback con un diseño en dos bloques con una alta trasera que recuerda al mítico 365 GTB4 (Daytona) de 1969. El diseño aerodinámico del 812 Superfast es parte del compromiso de Ferrari de mejorar constantemente el rendimiento de cada uno de sus nuevos modelos, tanto en términos de velocidad como en dinámica del vehículo, para asegurar una experiencia de conducción inigualable.