Logo SPEND IN
Twitter Instagram Pinterest Facebook

 
 
 
PDF Version

essence

José Albaladejo Pujadas, fundador de CARMINA SHOEMAKER, descubre para los lectores de ‘SPEND IN Magazine’ los secretos -no todos- del uso del cordovan en los zapatos de alta gama. Clase magistral.

Cordován, por José Albaladejo Pujadas

Cordován, por José Albaladejo Pujadas

Los grandes fabricantes de zapatos del mundo saben que el cordovan es un material que no ofrece competencia. Por su belleza, por su confortabildad y por su capacidad para envejecer más que dignamente, aportando carácter a los zapatos e incrementando su atractivo.
El cordovan no es una piel, es una fibra o callo cartilaginoso que se origina en las nalgas de un tipo determinado de equino percherón americano. El cordovan se incorporó a la manufactura del calzado hace unos 70 años. Su función original, inventada por los árabes en España, fue la de suavizar las navajas de afeitado, así que antaño era muy común verlo en las clásicas barberías. El inconveniente es que es un material muy costoso y difícil de conseguir. Además su proceso de curtición es muy largo y complicado y ofrece, por sus características, diversas dificultades en la confección. Todo esto hace que muy pocos fabricantes de zapatos se decanten por él. Carmina Shoemaker es una de las marcas españolas con más proyección fuera de nuestras fronteras. Desde Inca, en Mallorca, elaboran zapatos siguiendo los métodos tradicionales de fabricación, confiando cada una de sus creaciones a verdaderos artesanos del calzado, con una filosofía de empresa sólida, una dilatada experiencia y una visión global y clara del universo de la zapatería. Comenzaron a trabajar con el cordovan hace 25 años y los resultados fueron y siguen siendo extraordinarios. Hoy Carmina es uno de los mayores fabricantes del mundo con este material.
¿De dónde procede el cordovan que emplea Carmina? Absolutamente todo procede de la curtidora de Chicago Horween, una tenería originaria del cordovan. Existen algunos otros productores que lo intentan pero no llegan, ni por asomo, a la calidad de Horween.
¿Cómo se trabaja el cordovan en su fábrica? El deseo de hacer un producto distinto al de los demás nos ha llevado, desde un principio, a estudiar las reacciones de este material. Tenemos la certeza de que nadie lo fabrica como nosotros porque le hemos dedicado centenares de horas, diría miles, y hemos llegado a conseguir unos de los mejores zapatos de cordovan del mundo. Es obvio que no vamos a explicar nuestros secretos porque nos ha costado "Dios y ayuda" llegar al nivel óptimo de estilo, calidad y duración.
¿Cómo se cuida y conserva el cordovan? Cuando se trata de cordovan, el uso es garantía de su conservación y belleza. Lo importante es poder conservar los zapatos siempre con sus correspondientes pernitos (hormas). No obstante, en Carmina ofrecemos a nuestros clientes un servicio de remontaje del zapato cuando las suelas están ya desgastadas, pudiendo repetir este proceso hasta en tres ocasiones.
¿Para qué clase de calzado se emplea el cordovan en Carmina Shoemaker? Se emplea para los zapatos de más alto precio y clase, exceptuando los que hacemos en pieles de reptil, lagarto, serpiente, cocodrilo grande y alligatore con el que confeccionamos el zapato de más alto precio.