Logo SPEND IN
Twitter Instagram Pinterest Facebook

 
 
 
PDF Version

instruction

Botánica en femenino

Hasta hace unas décadas los libros de historia estaban desiertos de mujeres. Los nombres de escritoras, matemáticas, biólogas, médicas, y pintoras se ignoraban a pesar de que sus aportaciones al arte o a la ciencia fuesen esenciales, ineludibles.

Botánica en femenino

En muchas ocasiones, fueron autodidactas, en otras, llegaron a obtener certificados de las instituciones más prestigiosas, y en su mayoría, apoyaron a sus famosos maridos en estudios científicos en los que sus contribuciones no fueron debidamente acreditadas. El universo de la BOTÁNICA celebra la presencia de estas extraordinarias mujeres que antes de los años 20 llevaron a cabo una gran labor de documentación e ilustración de las millones de especies que pueblan la tierra. Alemanas como Maria Sibylla Merian (1647-1717), considerada la primera mujer que viajó participando en una investigación científica; estadounidenses como Anna Botsford Comstock (1854-1930), zoóloga y bióloga que tras contribuir en los trabajos de su marido, se dedicó a dirigir revistas especializadas y publicó The Handbook of Nature Study; o la inglesa Elisabeth Twining que recopiló todo sus conocimientos en numerosos manuales de botánica ilustrados con gran detalle por ella misma, como Illustrations of the Natural Orders of Plants.
Podríamos nombrar miles, en distintas épocas y países, y podríamos no irnos tan lejos en el tiempo. Hay muchos ejemplos de lo avanzadas que son y eran las ideas de esas mujeres, que ya en el siglo XVIII urgían a proteger los bosques, los insectos polinizadores, y otras especies de animales y plantas, así como advertían de la deforestación, del uso excesivo de los pesticidas, y de las consecuencias de la desaparición de ciertos seres vivos. Problemas a los que nos enfrentamos todavía en nuestra complicada relación con el mundo natural. En los manuales de botánica reunidos por la Biodiversity Heritage Library con la colaboración del Smithsonian Women’s Committee descubrimos una selección de autoras que dejaron su huella en libros de botánica e inventarios de animales y plantas, en forma de ilustraciones, textos y artículos. Ellas, en una muestra de sororidad, ayudaron a triunfar a otras científicas, y lucharon por crear un espacio dentro de campos que se consideraban “no apropiados” para las mujeres. Nunca es tarde para reconocer su trabajo, y compartir esta cara B que la historia ha ninguneado y silenciado durante siglos.