Logo SPEND IN
Twitter Instagram Pinterest Facebook

 
 
 
PDF Version

people

“Una de las cosas que he aprendido en los últimos años es el intentar disfrutar de todo aquello que hago. Procurar ser feliz con lo que uno hace y disfrutar de las pequeñas cosas del día a día es lo que te da fuerza y energía para lo que te venga encima”

Corinna Graf

Alemana de nacimiento y mallorquina de corazón, Corinna Graf es hoy la Presidenta del puerto deportivo de referencia en Mallorca: Puerto Portals. A principios de los 60 sus padres, el empresario Klaus Graf y su esposa Margarita, se enamoraron de la isla y decidieron trasladarse a Mallorca donde les aguardaba un nuevo y emocionante proyecto. “Como usuarios de puertos en aquella época echaron de menos un puerto con otros servicios además del mero abrigo a los barcos, por lo que decidieron embarcarse en la creación de un puerto que tuviera zonas ajardinadas, espacios abiertos y locales comerciales donde comer, cenar, tomar un helado o comprar el periódico”. Así nació en 1986 Puerto Portals, que combina 670 amarres de 8 a 60m de eslora con una gran oferta de ocio, restaurantes, tiendas de moda y eventos. En 2013 Corinna Graf asumió la dirección de Puerto Portals, dejando atrás su carrera previa en la industria de los electrodomésticos. Tres años después Corinna se siente afortunada de poder trabajar en el puerto – “Mi lugar de trabajo es inmejorable y poder contribuir a que nuestros clientes, visitantes y vecinos disfruten de su tiempo de ocio es muy gratificante” – y ocupa su cargo con orgullo, consciente de que también implica grandes responsabilidades; no defraudar las expectativas de los clientes, cuidar a sus empleados y “la responsabilidad de mantener el legado de mis padres, y a su vez conseguir que el puerto siga mejorando”. En sus instalaciones se han celebrado importantes regatas internacionales, han amarrado sus yates los grandes magnates y han tomado unas copas figuras de la alta sociedad pero Puerto Portals se enorgullece ante todo de estar abierto para todo el mundo, cualquiera puede disfrutar de un paseo por el puerto, acudir a las muestras de artesanía, comprar en los mercadillos de Navidad o llevar a sus hijos a las actividades para niños; el verdadero lujo de Puerto Portals reside en su capacidad para crear “momentos mágicos, recuerdos que te regalan una sonrisa”. El esfuerzo, la constancia y la perseverancia han convertido Puerto Portals en un punto de encuentro para amigos y familiares donde “todos somos parte fundamental: la dependiente de la boutique, el marinero que recibe al cliente, o el camarero del restaurante, así como el mismo cliente que es quien se deja llevar y disfruta del ambiente”.